Crisis Ucraniana Incendia Odio Antisemita

marzo 15, 2014
Print Friendly, PDF & Email

«¡Necesitamos ayuda!» decía el e-mail de Víktor, quien trabaja en nuestra oficina ucraniana con el Proyecto Rescate y Operación Esdras. Fue una de entre muchas peticiones que recibimos a medida que la situación de Ucrania se hacía cada vez más volátil y se incendiaba el antisemitismo a nuevos niveles. De hecho, hemos sido inundados de solicitudes por personas judías que de repente se han percatado de su situación tan precaria y necesitan huir a Israel.

Sólo dos meses atrás no hubiésemos creído cuán peligrosa sería la situación en Ucrania. La crisis comenzó con una protesta relativamente pequeña por parte de estudiantes que se sentían insatisfechos con una serie de leyes aprobadas por su gobierno. Una de las leyes incluía la reclasificación de organizaciones caritativas y de derechos humanos que son financiados por otros países como «agentes extranjeros.» El Presidente Yanukovych permitía más y más influencia rusa en el gobierno ucraniano. Según la revista The Economist, «Nunca antes en la historia de Ucrania como nación independiente se había visto tanta violencia.»

Las protestas iniciales fueron brutalmente aplastadas por una unidad policíaca especial y muchos estudiantes resultaron heridos. En reacción, cientos de miles de ucranianos se rebelaron contra el gobierno. Hasta el momento, 95 manifestantes han muerto y casi mil han resultado heridos, y el conflicto continúa.

Judíos Inculpados

De forma casi increíble, muchos echan la culpa de la respuesta del gobierno a los judíos. El número de actos de violencia contra judíos individuales y la comunidad judía en general ha aumentado a una velocidad espantosa.

No obstante, el antisemitismo siempre ha sido un problema en Ucrania (y en muchas otras áreas de la previa Unión Soviética). Mark Levin, director de la Conferencia Nacional en Apoyo de Judíos en Rusia, Ucrania, los Países Bálticos y Eurasia (NCSJ), recientemente enfatizó ese hecho, diciendo: «Desgraciadamente, el antisemitismo permanece un problema en Ucrania. Crece y disminuye.» Jim Gerrish, retirado director de Puentes para la Paz, a menudo se refería al antisemitismo como una fiebre de bajo nivel, que después se convierte en una enfermedad candente, inflamando a los pueblos y las naciones. Pero no hay nada de «bajo nivel» en la situación actual en Ucrania para el pueblo judío.

Era shabat (sábado) y Dov Ber Glickman, de 30 años de edad, caminaba a su casa al terminar una cena de shabat cuando fue brutalmente atacado. Sus asaltantes lo apuñalearon tres veces antes de que sus gritos los ahuyentaran. Sangrando, logró llegar a la sinagoga principal y colapsó cerca del mikvé (baño ritual). Hillel Cohen, el presidente del servicio de emergencia ucraniano Hatzalah, dijo a Ynet News que la víctima había perdido mucha sangre por una arteria principal que fue cortada. «Lo que nos preocupó fue que esa gente llegó en auto, y aparentemente estaban organizados,» dijo Cohen. La semana anterior una maestra judía fue atacada de manera similar.

Antisemitismo Cristiano Revivido

Es horrendo que representantes de Iglesias Ortodoxas puedan estar distribuyendo hojuelas exhortando a la gente para que tomen armas y castiguen a los judíos. La porción abajo es ejemplo de esa exhortación:

¡Hermanos y Hermanas! Si quieren ver que sus familias estén saludables, deben cumplir con los mandamientos. Compren el Evangelio en el patriarcado de la Catedral de Moscú y lean un capítulo al día. Lean el Padre Nuestro 10 veces al día. Rehúsen comer en establecimientos de comida rápida. Los Yids (judíos) nos envenenan desde los aviones con aerosoles de bario y aluminio. Los Yids producen vacunas con un propósito muy especial: de propagar problemas de salud entre sus familias. Vean el Internet sobre cómo los Yids matan a nuestros niños; recolectan nuestra sangre, entonces saturan la tela con ella y se la dan de comer en panecillos durante Purim. Se les prohíbe a ustedes orar por ellos, sólo lean los Salmos. Levanten sus armas, ya que la ley se los permite. Si no tienen dinero, compren ametralladoras en grupo. El futuro rey dará una orden a los cosacos para que maten a los enemigos. Y a ustedes los maleantes Yids les digo: salgan de aquí y váyanse a Israel. Golpeen a los Yids y salven a los rusos.

Lo anterior es muy parecido a la retórica que condujo al Holocausto. Con razón la comunidad judía está tan alarmada.

Para un Momento Como Este

Jeremías 16 habla acerca del retorno del pueblo judío desde las tierras del norte. El profeta dijo que primero vendrían unos pescadores, y luego unos cazadores. Creemos que nuestros trabajadores se encuentran entre los llamados por Dios para pescar y ayudar a los judíos para que lleguen a su hogar en Israel, mientras que nosotros, con su ayuda, les proveemos los fondos para esa labor. Nuestros intercesores hace tiempo han sentido que el tiempo de los pescadores durará sólo un tiempo corto, y luego vendrán los cazadores. No sabemos cuánto tiempo nos quede, así que debemos rescatar a los que piden nuestra ayuda antes de que nos sea imposible.

Ahora es el momento para que los verdaderos cristianos se levanten contra la oposición espiritual. Ahora es el momento para ayudar al pueblo judío para que regrese a su hogar en Israel. Su donativo podría literalmente servir para rescatar a una vida. Le animo a que envíe un donativo generoso hoy mismo.

Por favor, ore también por todos los preciosos pescadores que trabajan con el aliyá (inmigración a Israel) en la previa Unión Soviética. Nuestros trabajadores en Ucrania corren dos grandes peligros. El peligro físico que enfrentan ha aumentado dramáticamente. En segundo lugar, debido a las nuevas leyes respecto a grupos de caridad, corren el riesgo de ser clasificados como enemigos del estado. Ore por los judíos para que regresen a Israel antes de que llegue el tiempo de los cazadores.

Bendiciones desde Israel,
Rebecca J. Brimmer,
Presidenta Ejecutiva Internacional

 

Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos