×

PayPal

Credit/Debit/Bank Transfer

¿Cómo mantendré a mi familia?

julio 1, 2021
Print Friendly, PDF & Email

Esta es la pregunta número uno que hace la gente cuando considera mudarse a Israel. A lo largo de los años, hemos ayudado a más de 80,000 judíos a regresar a Israel. Los hemos recibido con mantas, ollas y sartenes, paquetes escolares y las Escrituras Hebreas. Les hemos dado electrodomésticos; proporcionado comida. Hemos patrocinado a miles con nuestro Programa de Adopción, proveyéndoles: alimentos, boletos de autobús y palabras de aliento durante un año. Hemos apoyado a algunos estudiantes universitarios con tutorías en inglés. Pero rara vez hemos podido responder a su preocupación más urgente: ¿Dónde trabajaré?

Uno de los factores limitantes es la necesidad de licencias israelíes para muchos trabajos (como conductores, abogados, médicos, enfermeras, dentistas e incluso trabajadores de alta tecnología). Dado que la mayoría de los inmigrantes llegan sin las habilidades necesarias en el idioma hebreo, pueden pasar años antes de que puedan aprobar los diversos requisitos de licencia.

Hace años, conocimos a Svetlana* quien trabajaba como una conserje limpiando escaleras y áreas comunes en edificios de apartamentos. Comenzamos una conversación con ella y descubrimos que era una física nuclear especializada en la teoría de percolación. Ella no se encontraba amargada, sino feliz de poder hacer algo para ayudar a mantener a su familia. Aproximadamente cinco años después, nos volvimos a encontrar con ella y finalmente estaba trabajando en su propio campo científico.

La Agencia Judía

El gobierno de Israel reconoce que necesita ayudar a los inmigrantes a mantener a sus familias. Existen muchos programas para ayudar a las personas a obtener las licencias necesarias, volver a capacitarse o regresar a estudiar. Uno de esos programas está ayudando a las enfermeras. Durante una reunión reciente con funcionarios israelíes, me enteré de 17 nuevas enfermeras inmigrantes que vendrán a Israel y se unirán a un programa intensivo de cuatro meses a partir de septiembre. Durante ese tiempo, ellas y sus familias permanecerán en un centro de absorción. El programa se ofrece en cooperación con el Hospital Barzilai en Ashkelon, el Ministerio de Salud, la Administración de Enfermería y el Ministerio de Absorción de Inmigrantes.

Cuando me preguntaron si podíamos patrocinar a estas 17 enfermeras, mi corazón saltó de emoción. Siempre he querido ayudar a los inmigrantes a prosperar después de su llegada. Necesitamos recaudar 70,000 dólares. Un gran beneficio es que ¡a cada una de estas enfermeras se le garantiza un empleo después de graduarse exitosamente! Se les asignarán capacitadores personales para ayudarlas a navegar a través de las entrevistas de trabajo. Puentes para la Paz y nuestros amigos de todo el mundo serán parte de su historia de éxito.

En el pensamiento judío se dice que es bueno regalar un pescado a alguien que tiene hambre, pero es aún mejor darle una caña y enseñarle a pescar.

Ana y su familia

Ana de Ucrania terminó el programa de enfermería hace un par de años. Ella y su esposo vinieron a Israel con sus dos hijos. Ella dice que dio un salto de fe. No es fácil salir de su país de origen, pero saber que recibirían ayuda a través de este programa y asistencia para obtener un trabajo marcó la diferencia. Hoy trabaja en el Hospital Barzilai en la sala de geriatría. Su familia ha logrado hacer de Israel su patria. Sin este programa, el proceso habría sido mucho más difícil y probablemente habría llevado más tiempo. Hoy, otras 17 personas como Ana esperan ansiosamente la oportunidad de unirse al programa de enfermería y poder mantener a sus familias.

Tu donación a nuestro Fondo para Nuevos Inmigrantes les dará a 17 enfermeras una forma de apoyar a sus familias. ¡Qué alegría poder darles esta oportunidad! Vivimos en los días en que Dios está cumpliendo Sus promesas de traer al pueblo judío a casa en Israel. “«Los plantaré en su tierra, y no serán arrancados jamás de la tierra que les he dado», dice el Señor tu Dios” (Amós 9:15). Hoy nos asociamos con Dios para plantar a 17 familias judías más en la Tierra que Él les prometió.

Bendiciones desde Israel,

Rebecca J. Brimmer

Presidenta Ejecutiva Internacional

 

* Una persona real bajo seudónimo

 

Traducido por Robin Orack – Voluntaria en Puentes para la Paz
Revisado por Raquel González – Coordinadora Centro de Recursos Hispanos