Ayudando a Inmigrantes Prosperar en Israel

diciembre 27, 2016
Print Friendly, PDF & Email

Cada mes, personas judías llegan a Israel para iniciar una vida nueva. Algunos vienen con algunos recursos y logran financiar su propia adaptación. Otros necesitan ayuda para poder sobrevivir y prosperar en su nueva tierra. Yo sé cómo se sienten. Mi esposo Tom y yo dejamos nuestro hogar y nos mudamos a Israel hace 20 años. Debido en parte a nuestras experiencias, sentimos gran empatía y admiración hacia los nuevos inmigrantes de Israel.

Los retos son enormes, comenzando con tener que aprender un nuevo idioma y luego ajustarse a una nueva cultura. Tienen que hacer eso lo más pronto posible para obtener un empleo y sostener a sus familias. Para algunos, como los etíopes, eso representa un cambio extremadamente abrupto entre disfrutar una sencilla vida rural y tribal a vivir en una ciudad moderna y tecnológicamente avanzada. Ese nuevo ambiente amenaza la unidad familiar y sus tradiciones de generaciones. A menudo, los inmigrantes llegan sin ningún recurso, lo que dificulta la transición en cada aspecto.

Tenemos el privilegio y la bendición de poder asistir a muchos en esa jornada. Puentes para la Paz ha ayudado a miles de inmigrantes a través de los años. Primero que nada, los recibimos con regalos de frazadas, utensilios de cocina y copias de la Tanaj (Génesis a Malaquías) en hebreo y su idioma nativo. Cada regalo incluye una nota diciendo que proviene de cristianos alrededor del mundo quienes aman al pueblo judío.

Luego, muchos son añadidos a nuestro Programa de Adopción, lo que significa que auspiciadores cristianos los “adopta” para suplir sus necesidades básicas durante espacio de un año. Los inmigrantes reciben cantidades abundantes de alimento y provisiones (envasados, productos lácteos, carnes, frutas y vegetales frescos), boletos para su transportación y mucho cariño por parte de nuestro personal multilingüe. A menudo nos comentan que el apoyo les ha llegado en el momento más preciso. Los auspiciadores pueden desarrollar amistad con los inmigrantes, ya que nuestros traductores facilitan la correspondencia por escrito a la distancia y la comunicación personal entre las partes.

Es maravilloso reconocer que al ayudar a nuevos inmigrantes, participamos en el cumplimiento de la profecía bíblica. No somos cristianos conformes con quedarnos sentados en nuestras mecedoras, leyendo sobre los planes y propósitos de Dios. Somos partícipes activos en recibir al pueblo judío cuando regresan a su tierra prometida.

El Programa de Adopción provee asistencia vital a familias y a estudiantes que enfrentan sus luchas sin apoyo familiar. A menudo nos envían cartas de gratitud. Quiero compartir con usted un par de esas cartas.

Venciendo las Dificultades

Somos la familia Golder, que les pidió ayuda hace un año. Queremos darles las gracias por su apoyo en forma de alimento y boletos de autobús que recibimos por el Programa de Adopción de Puentes para la Paz. Gracias por su apoyo; pudimos adelantar muchísimo durante el pasado año.

Mi esposo Mikhail encontró un buen empleo, y yo (Ekaterina) terminé un curso de entrenamiento profesional avanzado. Nuestro hijo Ilya aprovecha bien la escuela y aprendió a hablar muy bien el hebreo.

Nuestra familia ya no tiene temor del futuro en esta tierra. Por el contrario, tenemos confianza en el futuro, y poco a poco vencemos todas las dificultades que encontramos en nuestro camino.

Muchas gracias por su cuidado y apoyo,
La Familia Golder

Gratitud por Su Amor y Cuidado

Mi nombre es Alla Pavlova, y estoy finalizando mi año en el Programa de Adopción con Puentes para la Paz. Quisiera decir que estoy muy agradecida a los auspiciadores, los voluntarios y el personal por este maravilloso programa.

Se me hizo extremadamente difícil adaptarme a la vida en este lugar tan completamente extraño y nuevo. Llegué sola a la tierra, y me tomó un tiempo acostumbrarme a tan diversa y absolutamente nueva cultura y tradiciones. Estoy muy impresionada por este país, y ahora puedo orgullosamente llamarla mi tierra. Judíos aquí han venido a Israel de diferentes países y trasfondos, pero todos están unidos por su amor a este maravillosa tierra. Estas personas siempre se preocupan por los demás y están listos a dar una mano de ayuda, y esas son las características que tanto valoro.

Su trabajo caritativo hace una enorme diferencia en mi vida y en la vida de los muchos nuevos inmigrantes a Israel, y aprecio enormemente todo el amor y el cuidado que ustedes invierten en su labor. ¡Muchas gracias!

Alla Pavlova

Únase a Dios en Recibir al Pueblo Judío

Me imagino el entusiasmo de Dios a medida que trae a Su pueblo de regreso a su hogar, tal como lo anunciaron Sus profetas. Siento la misma emoción al ver que Dios permite a Puentes para la Paz y cristianos de todas partes del mundo que participen en el cumplimiento de la profecía bíblica, como dice en Isaías 14:1: «Cuando el SEÑOR tenga compasión de Jacob, y escoja de nuevo a Israel y los establezca en su propia tierra, entonces se les juntarán extranjeros que se unirán a la casa de Jacob.»

Usted se puede unir a los que se establecen aquí en Israel al ser partícipe de este programa tan emocionante. Su compromiso de un año por auspiciar a un individuo o una familia mientras comienza una nueva vida en Israel le impactará tanto a usted como a quienes ayuda. Si no puede hacer el compromiso mensual, puede enviar un donativo especial a nuestro programa de Regalo de Bienvenida a Inmigrantes para bendecir a los inmigrantes mientras llegan a Israel.

Como solemos decir en Puentes para la Paz: «¿Por qué tan sólo leer sobre la profecía bíblica cuando puede ser parte de ella?»

Bendiciones desde Israel,
Rebecca J. Brimmer
Presidenta Internacional y CEO

 

Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora Centro de Recursos Hispanos