Cómo los Líderes Palestinos Masacran la Verdad

junio 17, 2019
Print Friendly, PDF & Email

La Autoridad Palestina está en revuelo porque la policía israelí mató a un palestino que apuñaló a dos judíos en la ciudad antigua de Jerusalén. El terrorista, Yusef Wajih de 19 años, apuñaló a uno de los hombres en el cuello y la cabeza cerca de la Puerta de Damasco, dejándolo en condición grave. El segundo fue un joven de 16 años, apuñalado por el terrorista en la espalda, quien sufrió heridas leves a moderadas. Oficiales de la policía lo dispararon y mataron, evitando así que hiriera a más judíos.

Tales ataques por apuñalamiento no son infrecuentes en las calles de Jerusalén. En los últimos años, terroristas palestinos han perpetrado varios ataques de apuñalamiento y disparos contra policías y civiles israelíes, especialmente judíos ultra-ortodoxos que se dirigen hacia o desde sus oraciones en el Muro Occidental.

La reciente ola de ataques terroristas comenzó poco después de que el presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbás dijera en 2015 que los palestinos no permitirían que los judíos contaminasen la mezquita Al-Aqsa “con sus sucios pies.” Abbás se refería a la decisión de las autoridades israelíes por reanudar el permiso de acceso a personas judías sobre el Monte del Templo. Las visitas se habían suspendido temporalmente por razones de seguridad después de la erupción de la Segunda Intifada en septiembre de 2000.

Desde la declaración de Abbás, los medios de comunicación palestinos han emprendido una campaña de incitamiento contra la visita de judíos sobre el Monte del Templo. La agencia noticiosa oficial de Abbás, Wafa, regularmente describe las visitas pacíficas de judíos como incidentes violentos por “colonos” y “extremistas.” Dichos informes tienen como objetivo enviar un mensaje a los musulmanes de que los judíos están lanzando algún tipo de “incursión” violenta contra uno de los lugares más sagrados del Islam.

La verdad es que los judíos que recorren el Monte del Templo nunca entran a las mezquitas del lugar ni participan en ataques violentos contra los musulmanes.

Sin embargo, en lugar de condenar al terrorista por atacar a los judíos ese último viernes del mes de Ramadán, horas antes de que cientos de miles de fieles musulmanes se reuniesen en la Mezquita Al-Aqsa para orar, la Autoridad Palestina decidió denunciar a Israel por haber matado a dicho atacante.

Según la Autoridad Palestina, los policías que mataron al terrorista son los verdaderos delincuentes; incluso, se deberían acusar ante la Corte Penal Internacional por su muerte. Como tiene por costumbre, el ministerio palestino de Relaciones Exteriores no hizo ninguna mención de los dos judíos que fueron apuñalados previamente por el terrorista.

Al denominar el asesinato del terrorista como un “asesinato extrajudicial,” la Autoridad Palestina trata de crear la impresión de que los policías israelíes arrastran a palestinos inocentes a la calle y los ejecutan públicamente sin ninguna razón. Ese es el tipo de calumnia que también impulsa a los palestinos a seguir perpetrando ataques terroristas contra los israelíes.

Por lo tanto, es precisamente el liderato de la Autoridad Palestina que continuamente miente e incita a su gente contra Israel y los judíos, y quien debe ser procesado ​​en la Corte Penal Internacional.

MOTIVO DE ORACIÓN: Ore para que Dios alumbre las tinieblas de los líderes palestinos que hablan falsedad. Ore para que Dios revele la verdad al pueblo palestino y a la comunidad internacional sobre lo que verdaderamente ocurre allí, y que dejen de manipular la verdad en su propio beneficio.

VERSO BÍBLICO: “Destruyes a los que hablan falsedad; el SEÑOR aborrece al hombre sanguinario y engañador…Porque Tú, oh SEÑOR, bendices al justo, como con un escudo lo rodeas de Tu favor” (Salmo 5:6, 12).

 

Traducido y adaptado por Teri S. Riddering
Coordinadora PPP Centro de Recursos Hispanos

Publicado en junio 17, 2019

Fuente: Porciones de un artículo por Bassam Tawil, Gatestone Institute, 10 de junio de 2019

Fotografía por: Israel Police@IL_police/Twitter.com