NOTICIAS

Ataque Terrorista Asesina a Dos Policías en Monte del Templo

julio 24, 2017
Print Friendly, PDF & Email

Kaamil Shnaan y Hail Stawi, los dos policías asesinados

El pasado 14 de julio, a poco después de las 7:00 AM, tres árabes-israelíes cargando armas automáticas abrieron fuego contra varios oficiales de la policía israelí estacionados en la Puerta de los Leones, fuera del complejo del Monte del Templo. Los terroristas huyeron hacia las mezquitas en el Monte del Templo mientras eran perseguidos por otros policías. Dos de los terroristas hicieron un intento de asesinar a los otros oficiales, por lo que estos dispararon contra los terroristas y murieron al instante. Dos de los oficiales previamente atacados murieron, quienes pertenecían a la comunidad drusa en Israel.

Aunque Jerusalén ha visto muchos ataques por bomba, rifle, cuchillo y vehículos durante los pasados años, este ataque fue diferente. Luego de la balacera, Israel cerró el complejo al paso de todo visitante por temor a que más terroristas y armas estuviesen escondidas dentro de las mezquitas en el Monte del Templo. A una semana del ataque, la situación en el corazón de la Ciudad de Paz aún permanece en alto estado de alerta.

El Primer Ministro Benjamín Netanyahu explicó la decisión, diciendo: “Se decidió cerrar el Monte del Templo hoy por razones de seguridad. Se harán investigaciones para asegurar que no haya más armas en el lugar.” Rápidamente aclaró, sin embargo, que eso no cambiaría los derechos de oración que disfrutarían los musulmanes allí. Dijo: “El estatus quo en el Monte del Templo será preservado.”

El Monte del Templo fue reabierto al público bajo condiciones muy estrictas de seguridad el domingo, 16 de mayo. Aún se realizan investigaciones sobre la manera en que los tres terroristas pudieron infiltrar sus armas al Monte del Templo y evalúan los servicios de la Wagf, los sobreveedores musulmanes que controlan el área.

Como parte de las medidas de seguridad más estrictas, Israel instaló unos detectores de metal a la entrada del Monte del Templo. Aunque se tomaron dichas medidas para garantizar la seguridad y prevenir más ataques, los palestinos que trataron de entrar al área luego para orar se opusieron a las medidas y realizaron tumultos públicos en la Ciudad Antigua de Jerusalén.

Según The Mideast Update, la Autoridad Palestina y el partido gobernante de Fatah también expresaron su desacuerdo con los detectores de metal. El mundo árabe condenó a la nación judía por cerrar el lugar, alegando que la Mezquita Al-Aksa estaba en peligro. Hamás, el grupo terrorista que controla la Franja de Gaza, celebró el asesinato de los israelíes y realizaron una concentración pública en honor a los terroristas. Dicho grupo denominó el cierre temporero del Monte del Templo como una “guerra religiosa,” y exhortó a los palestinos para que lancen más ataques contra el ejército israelí y los residentes de Judea y Samaria.

En una medida inusual, el presidente palestino Mahmoud Abbás telefoneó a Netanyahu para condenar el ataque. El rey jordano Abdullah II también llamó al Primer Ministro israelí el sábado por la noche para denunciar el asalto. Sin embargo, exigió que se abra de inmediato el Monte del Templo para los musulmanes que quisieran subir a orar. Y en menos de 24 horas, el Parlamento jordano alabó a los tres terroristas, describiéndolos como “mártires” de la causa.

MOTIVO DE ORACIÓN: Ore por la paz de Jerusalén. Ore por la policía de Israel, quienes tienen que mantener la calma en la Ciudad Antigua mientras los musulmanes protestan contra las medidas de seguridad en el Monte del Templo. Ore para que se mantengan muy alertos y prestos, a pesar de la extrema tensión emocional.

VERSO BÍBLICO: “Como aves que vuelan, así protegerá el SEÑOR de los ejércitos a Jerusalén; la protegerá y la librará, la perdonará y la rescatará” (Isaías 31:5).

 

Traducido por Teri S. Riddering,
Coordinadora PPP Centro de Recursos Hispanos

Publicado en julio 24, 2017

Fuente: Porciones de un artículo por Ilse Posselt, Bridges for Peace, 18 de julio de 2017

Fotografía por: CIDI/Twitter