El Sur Reverdece Nuevamente

diciembre 3, 2018
Print Friendly, PDF & Email

El Valle de Elah reverdece tras las lluvias.

El panorama de tierra ennegrecida, dejado este verano por los cometas y globos incendiarios terroristas que consumieron los campos y la vegetación en las cercanías de Gaza, ha sido deprimente. Pero la naturaleza tiene su forma de renacer, y la lluvia reciente ha lavado las cenizas, reemplazando la negrura con un verde optimista. Docenas de milímetros de lluvia han caído en las últimas semanas y han eliminado casi por completo las cicatrices de los incendios.

Los lugares que sufrieron más daño por incendio fueron el cráter Be’eri, los bosques Be’eri, los bosques Kissufim y Tel Gama, hermosas áreas que atraen a muchos turistas. En el cráter de Be’eri, por ejemplo, más del 80% de la vegetación fue quemada y el ganado tuvo que ser trasladado a corrales cercanos.

Pero ahora, después de las lluvias, la tierra chamuscada está tapizada de verde. Las vacas pueden volver a pastar y deambular libremente por el área, disfrutando el pasto fresco. La agricultura también se está recuperando. Miles de acres de trigo se han sembrado en los últimos días en los mismos campos que se quemaron el verano pasado.

En las cercanías de Gaza, en el norte del Néguev, la gente sabe que los acuerdos de cese al fuego son frágiles, pero también observan que cuando la vegetación está empapada de lluvia, los palestinos no pueden incendiarla. Aparentemente, los globos y cometas terroristas han terminado de amenazar la tierra en esta temporada del año.

Evyatar Kipnis, quien está a cargo del equipo de bomberos del Kibbutz Be’eri, dijo: “La gran prueba será el próximo verano. Es cierto que ahora todo está verde y hermoso, pero cada hoja de hierba que crece hoy tiene el potencial de ser incendiado el próximo verano. Los palestinos lo saben… Pero mientras tanto, disfrutamos del verdor.”

MOTIVO DE ORACIÓN: Alégrese con los residentes del sur de Israel mientras dan gracias a Dios por Su regalo de lluvia. Ore para que continúe lloviendo abundantemente, de manera que la tierra sea restaurada y las cosechas vuelvan a ser productivas.

VERSO BÍBLICO: “Porque Él atrae las gotas de agua, y ellas, del vapor, destilan lluvia, que derraman las nubes, y en abundancia gotean sobre el hombre” (Job 36:27-28).

 

Traducido y adaptado por Teri S. Riddering
Coordinadora PPP Centro de Recursos Hispanos

Publicado en diciembre 3, 2018